Es importante tener en cuenta que el aceite mantendrá tu motor bien lubricado y evitará la fricción mientras se encuentra en funcionamiento. Si quieres un taller que haga el cambio por ti, entonces la mejor opción que tendrás es: https://www.autingo.es/, porque es un directorio especializado en el cuál encontrarás un taller que se adapte a tus necesidades.

Sin embargo, debes tener en cuenta que, el aceite se debe cambiar teniendo en cuenta ciertos factores específicos en tu coche. Para conocerlos, te invito a seguir leyendo, y te garantizo que podrás disfrutar siempre de los mayores beneficios a la hora de comprar.

¿Cómo saber si el coche necesita un cambio de aceite?

Existen varios signos que permitirán determinar si es necesario cambiar el aceite, y dentro de estos encontrarás:

Olor del aceite

El aceite por lo general tiene un olor suave, especialmente cuando el aceite está recién cambiado en tu coche. Sin embargo, si el aceite comienza a tener un olor bastante fuerte y desagradable, puede que sea momento de hacer un cambio de aceite.

Ruidos en el motor

Los ruidos en el motor son señal de que el motor está friccionando a medida que vas avanzando. Esto sucede por falta de lubricación del mismo, por lo cual, es necesario que revises el nivel de aceite que tiene el motor y así podrás saber si se trata de una falta de aceite o de otra falla en el motor.

Luz de alerta

La luz de alerta que indica que se debe verificar el motor no se apaga una vez que enciendes el motor. Esto es un indicativo de que debes revisar el nivel de aceite, puesto que el motor está funcionando de una manera incorrecta.

Por lo tanto, es muy importante que mires periódicamente el motor, y si se llega a presentar esta luz, debes llevar el coche a tu taller de confianza.

Cambio por kilometraje

Dependiendo de la marca, el modelo y el año de fabricación, se establecen diferentes kilometrajes para hacer el cambio de aceite. En coches viejos, normalmente se recomienda hacer el cambio entre los 5.000 y los 10.000 kilómetros.

Sin embargo, en coches fabricados después del año 2000, este límite suele aumentar de manera significativa. Algunos coches pueden necesitar un cambio cada 30.000km, así que debes remitirte al manual del fabricante para que sepas exactamente cada cuántos kilómetros debes hacer el cambio del aceite y así evitarás posibles daños al motor.